Cómo incluir antioxidantes en la alimentación infantil

150604122626

Nos parece importante insistir en la necesidad de que los niños lleven una alimentación sana y equilibrada lo más natural posible, no solo para prevenir la obesidad, sino también para garantizar que se conviertan en adultos sanos.

Para conseguirlo, los padres debemos implicarnos y darles una buena educación nutricional. Incluir las frutas y verduras en la alimentación de los niños y convertirlas en las verdaderas protagonistas de su dieta no es tan difícil como parece.

Con un poco de imaginación y siempre actuando nosotros como ejemplo, un plato de verdura presentado de forma divertida no puede faltar en cada almuerzo. En el desayuno se pueden incluir más fácilmente alimentos antioxidantes añadiendo algunas fresas o arándanos a los cereales. Y para la cena, siempre podemos recurrir a ensaladas variadas que incluyan naranjas o aguacate.

El caballo de batalla de muchas familias es la merienda de los niños. Mientras que los pequeños de la casa se decantan por la bollería industrial, los nutricionistas aseguran que hay alternativas más saludables y a la vez más deliciosas. Sustituir la merienda habitual por otra más saludable y natural no debe ser un castigo, sino un proceso que el niño debe entender como una mejora en su calidad de vida y no como una prohibición.

Laura Vélez. Colaboradora de Guiainfantil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *