Factores que contribuyen al colesterol en los niños y 10 tips para bajarlo

CWXLvfkUsAIiRer

Los niveles altos de las LDL aumentan el riesgo de tener enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular, mientras que los niveles altos de las HDL pueden ayudar a proteger el aparato circulatorio.

Tres factores importantes contribuyen a desarrollar niveles altos de colesterol:

  1. La dieta: una dieta con alto contenido de grasas, especialmente grasas saturadas y grasas trans
  2. La herencia: que los padres o uno de los padres tengan colesterol alto
  3. La obesidad: relacionada con la dieta y con la falta de ejercicio

Los niños que hacen actividad física, comen alimentos saludables, no tienen antecedentes familiares de colesterol alto o enfermedades cardíacas y no tienen sobrepeso corren un riesgo bajo de tener altos niveles de colesterol. El médico lo ayudará a decidir cuándo debe controlarse el nivel de colesterol de su hijo.

Diez maneras de bajar el colesterol

A continuación se describen 10 maneras de ayudarlo a mantener el colesterol de su familia en niveles saludables:

  1. Sepa cuál es el nivel de su colesterol, y, si es alto, solicite que se controlen los niveles de sus hijos.
  2. Sirva una dieta con alto contenido de frutas, verduras y cereales integrales.
  3. Elija entre una variedad de alimentos proteínicos, entre ellos, carne de res magra y carne de ave, pescado, frutos secos, frijoles, guisantes y productos de soja.
  4. Lea las etiquetas de información nutricional, a fin de poder limitar el consumo de colesterol, grasas saturadas y grasas trans. Las Guías alimentarias de 2010 recomiendan mantener el consumo de grasas alimenticias entre el 30 % y el 40 % para los niños que tienen entre 1 y 3 años, y entre el 25 % y el 35 % para los niños que tienen entre 4 y 18 años, y que la mayoría de las grasas provengan de grasas insaturadas (como el pescado, los frutos secos y los aceites vegetales).

    Para los niños mayores de 2 años y los adolescentes:

    • Limitar el colesterol a menos de 300 miligramos por día.
    • Mantener las grasas saturadas en menos del 10 % de las calorías.
    • Evitar las grasas trans tanto como sea posible.
  5. Elija leches y productos lácteos descremados o con bajo contenido graso.
  6. Evite las grasas sólidas. Use aceites vegetales y margarina que no contenga grasas trans.
  7. Limite el consumo de bebidas y alimentos con azúcares agregados.
  8. Limite los productos horneados preparados comercialmente y servir refrigerios saludables, como frutas frescas, verduras con salsas bajas en grasas, palomitas de maíz bajas en calorías y yogur con bajo contenido de grasas.
  9. Fomente la práctica de mucho ejercicio físico. El ejercicio físico ayuda a incrementar los niveles de las HDL en la sangre, y eso es muy positivo. Los niños y los adolescentes deben hacer actividad física por lo menos 60 minutos por día.
  10. Haga que la iniciativa de tener una vida más sana sea una cuestión familiar. Generalmente, los niños no son los únicos en riesgo, de modo que es importante que ésto se convierta en una iniciativa familiar. Las medidas que tome para mejorar el estilo de vida de su familia pueden tener un efecto positivo en la salud de sus integrantes no solo ahora, sino en un futuro lejano.
Revisado por: Mary L. Gavin, MD , kidshealth.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *