La espirulina para niños

Necesitamos poner más atención en qué comen nuestros niños y niñas para lograr que no sólo coman aquellas comidas que les gustan sino que introduzcan nuevos alimentos. De esa forma y utilizando complementos naturales como la espirulina, lograremos una dieta balanceada y sana para su crecimiento.

Beneficios de la espirulina en niños

La espirulina, gracias a sus importantísimos componentes, actúa como un el complemento ideal para regular la deficiencia nutricional de los niños y niñas. Los ácidos esenciales que posee hacen que los nutrientes se absorban correctamente del mismo modo que ayuda a eliminar las toxinas y grasas regulando el metabolismo. Contiene 3 veces  más proteína  que el  hígado y  6 veces más que el huevo por lo que les aporta la energía que necesitan para mantenerse activos durante todo el día. Y no debemos olvidar que se trata de proteína vegetal, por lo que no tiene las desventajas de los alimentos procedentes del mundo animal.
Por otro lado, la espirulina contiene altos niveles de calcio, zinc y hierro favoreciendo un buen desarrollo de sus huesos y manteniendo fuertes y sanos sus dientes.

No debemos olvidar que una buena alimentación en la infancia va a condicionar al buen desarrollo de los niños, tanto a nivel psicomotor, físico, psicológico e intelectual.

Si tienes más dudas, pregúntale al pediatra ya que él te recomendará la dosis diaria dependiendo de cada caso.

La espirulina nivela la deficiencia nutricional, por otro lado los ácidos esenciales contenidos en este ali

mento favorece la correcta absorción de los nutriente y eliminación de toxinas y grasas, de esta manera se regular el metabolismo de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *